Compra el Amiibo de Detective Pikachu

El Amiibo de Detective Pikachu es el complemento perfecto para el nuevo juego de Nintendo 3DS. Este amiibo cuenta además con un tamaño considerablemente más grande a lo visto en otras figuras. Con un tamaño de 13,6 centímetros tenemos una figura espectacular y un gran acabado.

Será el próximo 23 de marzo cuando podamos disfrutar de Detective Pikachu. Un título para Nintendo 3DS que se aleja de lo visto por completo en Pokémon. Al contrario que combatir contra otras criaturas, el juego nos invita a resolver todo tipo de misterios.

El amiibo de Detective Pikachu también desbloquea contenido

Al igual que otras figuras de Nintendo, el amiibo de Detective Pikachu tendrá su utilidad. Si nos hacemos con él podremos ver todos los Momentos Pikachu de los episodios completados, e incluso los que no.

El amiibo de Detective Pikachu incluye un tamaño considerablemente superior al del resto de figuras. Con algo más de 13cm, al amiibo lucirá genial en nuestro salón con las diferentes figuras amiibo de la colección o los Pokémon.

29,85€
30 Nuevo Desde 28,69€
Amazon.es
Última actualización: 8 octubre, 2018 7:26 pm

Pikachu se convierte en todo un detective

Ryme City es la ciudad donde tiene lugar los acontecimientos de Detective Pikachu. En ella encontramos al adorable Pokémon, así como a su mejor amigo Tim Goodman. No penséis que veremos a la simpática criatura de la serie de TV o el juego. Pikachu se ha vuelto un tanto gruñón, presume de ser detective y adora el café.

En Detective Pikachu deberemos de investigar la desaparición de Harry Goodman, padre de Tim. A lo largo y ancho de Ryme City tendremos que preguntar a testigos, recoger pistas con el fin de dar con su paradero. No faltarán todo tipo de personajes y auténticos momentos de acción e investigación dignos de Hollywood.

Detective Pikachu está pensado para todos los públicos. Los más pequeños de la casa pueden resolver los misterios gracias a los Momentos Pikachu. En ellos veremos a la adorable criatura haciendo todo tipo de travesuras pero también regalándonos alguna que otra pista.